Kermés o quermés: Verbena, fiesta, pachanga popular y benéfica.
Azotea: Cabeza, sesera, maceta, tatema, testa, coco.

1 mar. 2017

Déjà vu

Hoy, por segunda vez en mi vida, tuve un déjà vu: esa incómoda sensación de ya haber vivido lo que apenas se está viviendo, de recordar lo que está sucediendo o está por ocurrir.

La primera fue a los 12 años, cuando una compañera cayó en una zanja, y yo recordaba haber vivido ese momento. O haberlo soñado, no tenía claridad si era un déjà vu o un sueño premonitorio. La segunda fue esta mañana, y fue algo mucho más vívido: me bajé del trole, cargando a mi hija, y sentí la espalda mojada, al tocar con la mano encontré gotitas de agua; de inmediato tuve la sensación de haber vivido esto mismo con anterioridad.

En ambos casos hay algunos detalles coincidentes: una inicial sensación de confusión, una falta de claridad sobre la anterior vivencia —como si fuera una grabación con baja resolución o una narrativa poco detallada— y cómo con el paso de los minutos y la reflexión todo se fue haciendo más vívido y ambas vivencias se fueron haciendo más parecidas, idénticas.

Esto último me da una pista, que debo aunar a una confesión: sí, ya me había bajado del trole en otra ocasión con la espalda mojada. De hecho, varias otras veces pues con frecuencia lo tomo directamente en la terminal, donde los limpian y no es extraño que los respaldos de los asientos aún estén húmedos o mojados. La vez anterior fue hace un par de semanas, que me bajé en la misma parada para seguir la misma ruta con mi hija, y por ende muchas cosas coincidían. Pero esta vez fui consciente de cómo el recuerdo de lo vivido hace unos días, que se ha ido desvaneciendo, se iba haciendo más vívido y a integrar detalles que no ocurrieron ese día y sí en esta ocasión. 

Se fueron homologando, por así decirlo, y mi sensación de déjà vu fue creciendo, por supuesto, aunque, al ser consciente de ello, la sensación de incomodidad y sorpresa se fue diluyendo en una divertida curiosidad al presenciar cómo mi mente intentaba engañarse a sí misma… y casi lo logra. 

Imagen tomada del artículo de Scientific American "What is Déjà Vu?": https://goo.gl/i13yi0
----
Imagen del comienzo tomada de https://goo.gl/ZCsLsZ

15 abr. 2016

Aquí estamos las mujeres, aquí estamos compañeros

Esta canción siempre me cala hondo, pero esta versión en vivo de Marina Rossell (concierto "Para la libertad desde la libertad", 4 de diciembre del 2003) me enchina el cuero. Es una auténtica joya. 

Es una canción del bando republicano durante la guerra en la que el golpe de estado de 1936 sumió a España. Habla de tenacidad, de resistencia ante el embate del fascismo, de defensa de la libertad, de optimismo (ese verdadero optimismo, el que es un imperativo moral ante la adversidad, no es superficial de los libros de superación personal). Pero esta versión toma un desvío poco habitual que la hace aún más mía. Hacia los dos minutos Rossell cambia una estrofa canónica por una nueva que, en vez de hablar de la cabeza dura de los ingenieros, dice
Diez mil veces que lo tiren, 
diez mil veces que lo haremos. 
Aquí estamos las mujeres 
aquí estamos, compañeros.

Así, creo yo, debería ser la cosa entre hombres y mujeres: compañeros y apoyo en todo, en la construcción del puente, en la primera línea de fuego, en la vida toda. Unas cuestión de solidaridad elemental, que debería ser norma de vida, en las relaciones entre géneros como en todo.

¡Gracias, Marina, por cantar lo que siento y entiendo!

1 ago. 2014

Los ocho pilares de la homeopatía

Estos son los ocho principios de la homeopatía, tal como los explica el homeópata Javier Conde Rodríguez (y aunque, por el estilo, parece escrito en el siglo XIX, es actual: Conde Rodríguez está activo en Culiacán). Todos los textosentre comillas son suyos; en cursivas, mi explicación. 

1.- Natura morborum medicatrix o vis medicatrix Natura. “La VIS MEDICATRIX NATURA, Es un ente inmaterial que vela las 24 horas de todos los días de nuestra existencia, por conservarnos con vida, desarrollando un trabajo instintivo y persistente.” Es decir, la homeopatía consiste en dejar la curación en manos de una especie de ángel de la guarda, que no es el homeópata pues “En el mejor de los casos el Médico aspira a ser ayudante de la Naturaleza, respetándola, obedeciéndola e imitándola”.

2.- Ley de semejantes. “Similia Similibus Curantur (lo similar se cura con lo semejante)”. Es decir, si te rompen el cráneo con un batazo, para que te cures hay que darte otro batazo. Más o menos como el estereotipo de los golpes que causan amnesia en las comedias y caricaturas. Aunque sería tu ángel de la guarda quien debería darte el porrazo.

3.- Experimentación pura: “la terapéutica Homeopática no emplea jamás una sustancia a título de remedio, sino cuando esta sustancia ha sido estudiada como medicamento sobre el Hombre “sano’”. En otras palabras, la homeopatía no prueba si los medicamentos curan enfermos, sino sólo si enferman a los sanos y con eso decide qué es lo que en verdad cura a los enfermos. O sea que la única forma de ganar un partido es metiéndonos muchos autogoles, que son similares a los goles y así nuestro ángel de la guarda gana por nosotros.

4.- Individualidad morbosa o individualización. “Dice Hahnemann; ‘Cada individuo padece según su especie y dentro de su especie según su Naturaleza propia’”. Suena muy bien, y algo de razón lleva, pero… ¿acaso eso no contradice el principio de experimentación pura, que no se lleva a cabo en el enfermo individual, sino en cualquier otro sano en el que no hay individualización del morbo (que es “la selección de los síntomas actuales que caracterizan un estado morboso”)?

5.- Individualidad medicamentosa. “definitivamente no es la sustancia en forma material, lo que más nos interesa, sino más bien sus virtudes crípticas, que con el método Hahnemanniano afloran y fluyen, dejando la materia muy atrás y sirviéndonos solamente de lo virtual, que se encuentra en la INMATERIA (energía intra–atómica léase: Materia en las altas diluciones Homeopáticas).” O sea que para curar un garrotazo material necesitamos darle al ángel de la guarda un garrote virtual de energía intra-atómica que hemos liberado, para que con él nos pegue como haría para lastimar a alguien sano.

6.- Dosis mínima. Es el principio más conocido de la homeopatía: cuanto más pequeña sea la cantidad (por eso se dice “dosis homeopáticas”), mayor será el efecto, porque “sabemos también que la enfermedad es dinámica y por lo tanto de orden inmaterial, de aquí que para estar en semejanza, la dosis del medicamento deba ser también de orden dinámico–inmaterial y por tanto imponderable”. O sea que para curar un garrotazo material necesitamos darle al ángel de la guarda un garrote virtual (muy pequeñito porque así tiene más fuerza) de energía intra-atómica que hemos liberado, para que con él nos pegue como haría para lastimar a alguien sano.

7.- Dinamismo o la fuerza vital. He aquí el ángel de la guarda que nos debe dar el garrotazo con un garrote virtual mínimo para curarnos de un garrotazo verdadero: “La Fuerza Vital, es el rector de todas las funciones de la organización humana, sustenta la salud, hace la enfermedad cuando así le convenga y desata el proceso de curación, es la Naturaleza misma, es la VIS MEDICATRIX NATURA, forma parte intrínseca del fenómeno de la vida y cuando por circunstancias morbígenas va tomando una dirección equivocada hacia la destrucción, lo único que necesita es un poco de ayuda, pero en el mismo sentido de su esfuerzo”; o sea, si te va a matar ayúdala a matarte, que así te curas. Pero, ¿qué es esta fuerza vital, este ángel de la guarda?: “es energía Divina”, ni más ni menos.

8.- Enfermedades crónicas o miasmas: “Todos los padecimientos tienen un nombre, pero las personas las padecen como pueden, según su forma personal de enfermarse: A esto Hahnemann lo dio a conocer con el nombre de MIASMAS, la escuela Alopática prefiere llamarles DIATESIS (que al fin y al cabo es lo mismo, pero con otras palabras)”, o sea que le llaman miasmas nomás porque les gusta esa palabra y no la otra. Y “Los tres MIASMAS antes citados [por exceso, por defecto y por degeneración], son de tendencia crónica y hereditaria”; es decir, que la cabeza rota por un garrotazo es hereditaria: los hijos nacerán con la cabeza rota.


Creo que queda claro que lo único que la homeopatía proporciona (y no en dosis homeopáticas, por cierto) es una chapuza mística y absurda que, en mi opinión, no merece llamarse medicina. Pero concluye Conde: “si verdaderamente es un científico, habría de conocer este método, para que sepa verdaderamente lo que es CIENCIA”. ¡Finalmente concuerdo en algo!, aunque sea en parte. Al ver estos disparates se podrá constatar mejor qué es lo que sí es ciencia.

13 feb. 2014

Intento de estafa

Recibí un curioso correo electrónico que, evidentemente, es una estafa de corte bastante clásico: se pone una carnada jugosa (en este caso, más de dos millones y medio de dólares), se le solicitan a la víctima sus datos y posteriormente se le pedirá una suma de dinero. Si el incauto paga, funciona la estafa; si no, también, pues ha dado los datos para próximas estafas, robo de identidad, etcétera. Por favor, nunca caigan con este tipo de mensajes; ni siquiera los respondan. Si su sistema de correo tiene forma de bloquear al remitente, hagan uso de dicha opción.

Copio el correo y añado, [en negritas y entre corchetes], mis comentarios, para ayudar a identificar puntos clave de esta estafa, que puedan servir para evitar caer en otras similares:

Alfred.Robert <alfredrobert1@aim.com> [Remitente desconocido]
  Buen día [¿Y la puntuación? A mí un mensaje con la mala ortografía de éste siempre me da sospechas]
  Mi nombre es Alfred Robert y yo trabajamos con la entidad financiera aquí en el Países Bajos. He encontrado en su domicilio [no sólo el remitente me es desconocido: no me conoce él a mí] a través de mi Web países internacionales directorio . Durante nuestra última reunión y el examen de las cuentas bancarias en Holanda , mi departamento ha encontrado una cuenta inactiva con un enorme suma de EE.UU. $ 6,500,000.00 ( seis millones quinientos mil EE.UU. dólares ), que fue depositado por último Sr. Williams de Inglaterra. [No conozco a ningún Mr. Williams que sea millonario, aunque es un nombre muy genérico y sí conozco algunos Williams: el nombre genérico es un cebo típico para darle credibilidad a la estafa]
  Antes de su muerte, él transfirió la suma de EE.UU. $ 6,500,000.00 ( seis millones quinientos mil dólares EE.UU. ) a un banco aquí en Holanda. De nuestra investigación no tenía beneficiario o familiares para reclamar estos fondos. [Ajá, va saliendo el peine: el dinero no es de nadie, así que alguien se lo va a apropiar. No es difícil adivinar a dónde va esto]
  Debido a nuestra normativa casa financieros sólo un extranjero puede presentarse como parientes siguiente o los familiares [¿serán tan burros en los Países Bajos como para que cualquier extranjero se beneficie del dinero perdido en su sistema financiero, y no lo hagan los neerlandeses? Foco rojo]. La petición del extranjero como de los familiares es bajo en el hecho de que el depositante era un extranjero y alguien en el Holanda no puede presentarse como los familiares. [Explicación absurda, que no explica nada, sólo repite lo que ya se dijo, pero está redactado para confundir y hacer parecer que hay un fundamento jurídico]
  Necesito su permiso [WTF?] como el próximo familiar o los familiares de nuestros difuntos cliente [¡pero si yo no tengo ninguna relación familiar con él! ¡Me están pidiendo permiso para cometer un fraude a mi nombre!], por lo que los fondos pueden ser liberados y transferidos a su cuenta , al final de la transacción 40 % será para usted y 60 % será para mí y mi colega. [Si soy yo quien expondría el cuello, ¿por qué me tocaría sólo el 40%? De cualquier modo, son como 2.6 millones de dólares, suficiente para hacer atractivo el cebo, irresistible para un crédulo]
  Necesitamos una cuenta [¿una cuenta? ¿En algún momento van a querer MI cuenta bancaria? Mal asunto...] extranjera . Sigo trabajando en la casa financiera y eso es la verdadera razón de que necesito una segunda parte o persona , ponerse de pie y trabajar conmigo y solicitar al banco aquí en los Países Bajos como los familiares . Tengo en mi poder todos los documentos necesarios para que este operación realizada con éxito.
  Más información será proporcionada a la recepción de su pronta respuesta [típico: todo esto es sólo el cebo; después viene la verdadera estafa cuando uno muestra interés] y quiero que sepas que no hay ningún riesgo [yo no pregunté por riesgos, ¿por qué me habla de ello? Pues porque sí los hay uy quiere convencerme. Ya saben: excusatio non petita, accusatio manifesta (si dan explicaciones no solicitadas, algo quieren ocultar)]. lo haré Necesitamos trabajar juntos , si usted está interesado y le aseguro que me proporcionará toda la información pertinente [Ajá, le doy datos y luego los usa para lo que quiera; ¿qué seguridad tengo de que no hará mal uso de mis datos? Es más, tengo la seguridad de que no es una persona honesta así que es capaz de hacer mal uso de ellos, pues está tratando de defraudar al sistema financiero de su país] y la documentación del negocio necesita atención urgente, ya que no hay mucho tiempo que perder. Por favor Escríbeme directamente con su nombre, dirección , teléfono y número de fax [parecen datos inocentes, que en principio no le servirán para robarme nada, pero permite que suplanten mi identidad y me deja expuesto a que después use mis datos para otras estafas] en este email alfred.robert2@aol.com para que pueda explicar los procedimientos . [¡la dirección de correo es diferente a la del remitente! Y ambas son cuentas personales no institucionales que no requieren verificación de la personalidad del usuario]
SaludosAlfred Robert
 Pues ya saben. Cuidado. Si les llega algo así, como decían aquellos anuncios, ¡cuéntaselo a quien más confianza le tengas! ¡Y mucho ojo!

24 dic. 2013

Felices fiestas



Esta temporada, cada año, tiene sus peculiares molestias para nosotros los ateos que hemos salido del clóset, que lo confesamos abiertamente y que defendemos nuestras ideas. No son las fiestas, sin embargo, las que nos hacen pasar malos ratos. 

Corrijo: en esta temporada, los creyentes se vuelven particularmente molestos para nosotros los ateos.
En estas fechas, sus celebraciones invaden los espacios públicos, que no sólo son suyos sino nuestros también. Su fervor crece y nos bombardean con mensajes de buena voluntad plagados de parafernalia religiosa.
Pero, sobre todo, su fervor conlleva que quieran convertirnos a la “verdadera” fe (o sea, la suya propia, por supuesto), a que se pongan sarcásticos o cuestionadores respecto a la “integridad” de un ateo que celebra la navidad como si en estas fechas sólo se pudiera celebrar el nacimiento de Cristo, y como si su iglesia tuviera la patente exclusiva de la navidad y por ende de todas las celebraciones invernales (y se les olvida que en estas fechas se celebran cosas desde miles de años antes del nacimiento de Jesús).
En fin, que a gente normalmente de ideas religiosas “progres” (es decir, menos retrógradas que las de otros religiosos) les sale el fundamentalista de clóset y lo lanzan contra nosotros, los ateos que hemos salido de nuestro propio armario. Es decir, es tiempo de divertirnos ridiculizando ideas y argumentos ridículos. “El que se lleva, se aguanta”, dicen.

Así que, ¡feliz navidad y… bring it on!