Kermés o quermés: Verbena, fiesta, pachanga popular y benéfica.
Azotea: Cabeza, sesera, maceta, tatema, testa, coco.

24 dic. 2011

Quiere a ese perro


Esta semana he hecho un descubrimiento libresco. Es decir, un descubrimiento para mí: Quiere a ese perro de Sharon Creech (Fondo de Cultura Económica, 2004). No es un libro nuevo, pero yo no lo conocía.
Lo encontré a la sombra de un sabino milenario. Bueno, no exactamente a la sombra: era de noche y estábamos buscando una nieve de leche quemada y tuna en Santa María del Tule. Tristemente ya no estaban los puestos de nieves, pero sí había dos puestos de libros y algunas otras chucherías de papel. Aunque no todos querían, allá me dirigí, con paso decidido…
Y ahí estaba, entre un montón de libros usados y polvosos. Me llamó la atención la portada con el perro amarillo dibujado por Alejandro Magallanes, en mi opinión uno de los mejores ilustradores que tiene actualmente la industria editorial mexicana.
De hecho, lo que me animó a levantar el libro fue que Magallanes haya hecho las ilustraciones. Ni el libro ni la autora me eran familiares. ¡Y resultó una delicia! Uno de los mejores libros infantiles que he leído, una excelente introducción a la poesía y al análisis literario convertida en una narración. O viceversa.
Pero es una narración que no lo es: son poemas escritos por un niño, Jack, que expone sus sentimientos respecto a lo que acontece en su clase de con la maestra Stretchberry. Por supuesto, de todo eso me enteré al leer el libro. En ese momento sólo sabía lo que opinaba Jack sobre la poesía:
No quiero
Porque los niños
No escriben poesía.

Las niñas, sí.

Pasa la bota

A Rubén y Kenia. Gracias
por su hospitalidad y amistad. 
Esta noche es Noche Buena y mañana es Navidad...
Los que de verdad creen que hace 2011 años nació alguien que los ha librado de los pecados y culpas que todavía no habían cometido, deben estar de plácemes. Me uno a su regocijo aunque no comparto el motivo.
Los que ven en estas fechas un símbolo de amor, paz, hermandad, aunque no crean estrictamente la versión de un redentor, pese a no veo razones para celebrar algo que falta tanto, también me añado a su regocijo.

Los que ven en estas fiestas una excusa más para reunirse con sus seres queridos (como yo... es decir, que tienen esta opinión, como yo; no sus seres queridos como yo), que la pasen de maravilla y me anexo también a su regocijo.
Y los que sólo piensan empedarse y dar y recibir regalos... ¡pues salud! Y ya saben que mi lista de regalos está en Amazon. ;)

En fin, desde Oaxaca, con mi familia y visitando a unos amigos muy queridos... ¡pase la bota (y el mezcal), doña Mari, que me voy a emborrachar! :D