Kermés o quermés: Verbena, fiesta, pachanga popular y benéfica.
Azotea: Cabeza, sesera, maceta, tatema, testa, coco.

31 dic. 2010

El Gran Cheeto

Esta es la última entrada en este blog este año. Por eso quiero escribir algo trascendente.
¿Han notado, inteligentes y observadores lectores, que en toda bolsa de Cheetos suele venir una pieza de tamaño considerablemente mayor que el de los demás? Es el Gran Cheeto.
Y la gente aprecia y prefiere el mentado Gran Cheeto, a pesar de que la proporción de la insípida base frita y la sabrosa cobertura no es la más favorable: son los cheetos pequeños los que tienen más sabor, gramo por gramo.
Me parece que es un defecto de nuestro tiempo, cuando menos: la obsesión con lo más grande, lo mejor, ser el primero, el líder, el más famoso, el que recibe el premio… a pesar de cuánto disfrutamos de esas pequeñas cosas de cada día que son mayoría, si hacemos caso al modelo gouldiano de los diez mil actos de bondad. Yo propongo el nombre de Síndrome del Gran Cheeto (sí, con mayúsculas, faltaba más, que son letras más grandes y llamativas).
Así, queremos dominar al mundo. O, al menos, cambiarlo, mejorarlo, alcanzar una utopía. Nada de pequeñeces como portarnos decentemente con nuestros seres queridos y ayudarles un poquito a que este mundo les resulte un lugar aceptablemente vivible. Y hasta hay quien se siente decepcionado porque obtuvo un reintegro en lugar de pegarle al gordo: sólo el premio mayor, el primer lugar, lo más grande cuenta.
Este Síndrome no ataca especialmente en esta época del año: solemos expresar nuestros mejores deseos, el mejor año nuevo, que todo sea feliz y maravilloso. Y nuestros propósitos también son magníficos: conseguir casa nueva, olvidar de una vez y por siempre a ese ex, la gran boda soñada (o, de perdida, encontrar al príncipe azul o la princesa rosa).
Es raro que la gente desee apenas pasar buenos ratos; no tener demasiados reveses y desencantos. Que se proponga vivir, simplemente vivir, como diría Bendetti. Yo, cuando menos, jamás lo he escuchado. ¿Y ustedes?

(Ah, sí... tengan su año próximo como quieran). ;)

1 comentario:

  1. Si antes estaba en contra de las frituras, ahora lo estaré más; seguiré mi vida sin intentar abrir una bolsa de esas porquerías total, ya llevo veintitantos años sin hacerlo.

    Y yo deseo que este 2011, vivas de a poquito, disfrutando y brillando con naturalidad, no como sabiamente lo has descrito, como viven los 'vacíos' ;).

    ResponderEliminar