Kermés o quermés: Verbena, fiesta, pachanga popular y benéfica.
Azotea: Cabeza, sesera, maceta, tatema, testa, coco.

18 may. 2011

Derecho al pataleo colectivo

Es mi opinión que toda persona tiene derecho a mostrar su descontento, tenga o no tenga razón, logre o no logre cambiar la situación que le provoca el malestar. Es lo que llamo derecho al pataleo.
Cuando algo se mantiene encerrado, oculto, reprimido, suele buscar rutas alternativas de escape. Y suele encontrarlas tarde o temprano. Esto sucede igual sin importar de qué se trate: el agua en una presa, el vapor en una olla de presión, los sentimientos, los hongos, el descontento social.
Esas salidas alternativas suelen ser más peligrosas que las habituales, por ello me parece que garantizar y ejercer individual y colectivamente el derecho al pataleo es algo sano, no sólo un derecho.
Es lo que la gente hace cuando organiza manifestaciones, marchas, plantones y campañas para mentarle la madre a un político: es la natural expresión del encabronamiento que no se hace patente por otros medios. Y que, si se bloquea esta salida alternativa, buscará otras rutas de escape mucho más peligrosas.
Cuanto más se reprima a las manifestaciones de cabreo social, éste crecerá más. Cuantas más rutas de expresión se cierren, más peligrosas para la sociedad serán las que queden, hasta que la necesidad de pataleo sobrepase la capacidad de (auto)contención de la sociedad. Y entonces… ay, ¿y entonces?

No hay comentarios:

Publicar un comentario