Kermés o quermés: Verbena, fiesta, pachanga popular y benéfica.
Azotea: Cabeza, sesera, maceta, tatema, testa, coco.

28 may. 2011

Narcorreflexiones: Más efectivo(s)

Todo necio 
confunde valor y precio
Antonio Machado
¿Qué sucede cuando aumentamos el número de efectivos en nuestras fuerzas armadas, sean militares o policiacas?
El argumento tradicional es que se obtienen mejores resultados. Más es mejor, como dicen. ¿Será que “más efectivos” es en verdad sinónimo de “más efectivo”?
Aumentar el número de partes de un sistema (cualquier sistema: una pluma, un coche, una computadora, un ser vivo, una sociedad, una organización) lo hace, sin duda, más complejo. Eso implica que tiene más puntos en los que puede fallar; por lo tanto requiere mucha más atención, dedicación y cuidado en la supervisión.
Es decir, un sistema más complejo (con más efectivos) requiere un sistema de vigilancia que también crece y aumenta los puntos de posible fallo, por lo que también requiere ser vigilado cada vez con más detalle.
Todo ello hace que haya más problemas que se deben solucionar, así que no siempre es lo más efectivo. Ni lo más eficiente, porque se requieren más recursos. Más efectivos implican invertir más efectivo.
Es decir, aumentar el número de efectivos en el combate al narcotráfico no implica necesariamente mejores resultados. No necesariamente es más efectivo.
Lo único que seguro y sin lugar a dudas implica es un sistema más complejo, con problemas exacerbados (corrupción, fallas en la comunicación, filtración de información, por ejemplo) y más caro. Mucho más caro. ¿Lo vale? Yo no estoy seguro. ¿Los resultados justifican el costo? Me parece que no. Pero, como siempre, ustedes que, evidentemente, saben mucho más (y mejor) que este bloguero deslenguado, tienen su propia opinión. Juzguen ustedes mismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario